Como Dejar de Recibir Spam en Gmail

1. Configuración de filtros en Gmail

Gmail es uno de los servicios de correo electrónico más utilizados en el mundo. Una de las características más útiles de Gmail es su capacidad para configurar filtros, que te permiten organizar y clasificar automáticamente tus correos electrónicos entrantes.

Para configurar filtros en Gmail, sigue estos pasos:

Paso 1: Abre la configuración de Gmail

  • En la esquina superior derecha de tu bandeja de entrada, haz clic en el icono de rueda dentada (Configuración).
  • En el menú desplegable, selecciona Configuración .

Paso 2: Accede a la pestaña “Filtros y direcciones bloqueadas”

  • En la parte superior de la página de configuración, haz clic en la pestaña “Filtros y direcciones bloqueadas”.

Paso 3: Crea un nuevo filtro

  • Desplázate hasta la parte inferior de la página y haz clic en el enlace “Crear un filtro nuevo”.

Paso 4: Define los criterios del filtro

  • En la ventana emergente, establece los criterios que deseas utilizar para filtrar tus correos electrónicos. Puedes elegir filtrarlos por remitente, asunto, palabras clave o cualquier otro criterio relevante.

Una vez que hayas definido los criterios del filtro, puedes aplicar diferentes acciones a los correos electrónicos que cumplan con esos criterios. Algunas de las acciones comunes incluyen:

  • Archivar: los correos electrónicos seleccionados se archivarán automáticamente.
  • Eliminar: los correos electrónicos seleccionados se eliminarán permanentemente.
  • Etiquetar: los correos electrónicos seleccionados se etiquetarán con una etiqueta específica que elijas.
  • Mover a la bandeja de entrada: los correos electrónicos seleccionados se moverán automáticamente a tu bandeja de entrada principal.

Una vez que hayas configurado los criterios y las acciones del filtro, haz clic en el botón “Crear filtro” para aplicar el filtro a tus correos electrónicos.

Recuerda que puedes configurar varios filtros en Gmail para organizar eficientemente tus correos electrónicos. Los filtros son una excelente manera de ahorrar tiempo y mantener tu bandeja de entrada limpia y ordenada.

2. Marcar correos no deseados como spam

Marcar los correos no deseados como spam es una práctica común para evitar recibir mensajes no deseados en nuestra bandeja de entrada. Esto ayuda a mantener nuestro correo electrónico organizado y garantiza que solo veamos los mensajes importantes.

Para marcar un correo como spam, generalmente hay un botón o una opción en nuestra bandeja de entrada que nos permite hacerlo. Al marcar un correo como spam, estamos notificando a nuestro proveedor de correo que ese mensaje no es deseado y que debe ser filtrado y enviado a una carpeta especial de spam.

Es importante marcar correctamente los correos no deseados como spam, ya que esto ayuda a mejorar los filtros de correo y a evitar que futuros mensajes similares lleguen a nuestra bandeja de entrada. Al marcar un correo como spam, estamos ayudando a enseñarle a nuestro proveedor de correo qué tipo de mensajes no queremos recibir.

Algunos consejos para marcar correos como spam de manera efectiva:

  1. Revisa cuidadosamente el contenido del correo: Asegúrate de que realmente se trata de un correo no deseado. Algunas veces, mensajes legítimos pueden terminar en la carpeta de spam por error.
  2. Utiliza la opción de marcar como spam: No respondas ni interactúes con el correo no deseado. Simplemente selecciona la opción de marcar como spam en tu bandeja de entrada. Esto ayuda a evitar que los remitentes reciban respuesta o confirmación de que el correo ha sido recibido.
  3. Organiza tus filtros de spam: Si quieres ser aún más preciso, puedes configurar filtros específicos para marcar correos con ciertas características como spam. Por ejemplo, puedes filtrar por remitente, asunto o palabras clave.
  4. Revisa regularmente tu carpeta de spam: Es importante revisar la carpeta de spam periódicamente, ya que algunos mensajes legítimos pueden terminar allí por error. Si encuentras un correo que no es spam, puedes marcarlo como no spam para que futuros mensajes de ese remitente lleguen a tu bandeja de entrada.

Marcar los correos no deseados como spam es una forma efectiva de mantener nuestra bandeja de entrada limpia y organizada. Siguiendo estos consejos, ayudaremos a mejorar los filtros de correo y a reducir la cantidad de mensajes no deseados que recibimos.

3. Actualizar tus preferencias de notificaciones

En nuestro sitio web, puedes personalizar las notificaciones que recibes para mantenerte al tanto de las últimas actualizaciones. Aquí te mostramos cómo actualizar tus preferencias de notificaciones:

Paso 1: Inicia sesión en tu cuenta

Para acceder a tus preferencias de notificaciones, debes iniciar sesión en tu cuenta. Si aún no tienes una cuenta, puedes registrarte fácilmente en nuestro sitio web.

Paso 2: Navega hasta la sección de configuración

Una vez que hayas iniciado sesión, dirígete a la sección de configuración de tu perfil. Puedes encontrar un enlace a esta sección en la parte superior de la página, en la barra de navegación.

Paso 3: Selecciona tus preferencias de notificaciones

Dentro de la sección de configuración, busca la opción de preferencias de notificaciones. Aquí encontrarás todas las diferentes categorías de notificaciones que puedes personalizar.


Utiliza las casillas de verificación para seleccionar las categorías de notificaciones que deseas recibir. Puedes elegir recibir notificaciones por correo electrónico, notificaciones push en tu dispositivo móvil o ambas opciones.

Paso 4: Guarda los cambios

Una vez hayas seleccionado tus preferencias de notificaciones, asegúrate de guardar los cambios. Puedes encontrar un botón de “Guardar” o “Actualizar” en la parte inferior de la página. Haz clic en este botón para guardar tus preferencias.

Recuerda que puedes volver a esta sección en cualquier momento para realizar cambios en tus preferencias de notificaciones. Mantente al día con las últimas actualizaciones y no te pierdas ninguna información importante al personalizar tus notificaciones.

4. Evita compartir tu dirección de correo

En la era digital en la que vivimos, la protección de nuestra información personal es más importante que nunca. Una de las formas más comunes en las que se puede comprometer nuestra privacidad es a través de la divulgación de nuestra dirección de correo electrónico.

Es comprensible que en algunas ocasiones necesitemos compartir nuestro correo electrónico con otras personas, ya sea para propósitos laborales, de contacto o simplemente para mantenernos en comunicación. Sin embargo, es importante ser cautelosos al hacerlo y tomar algunas precauciones para evitar posibles problemas.

Evita compartir tu dirección de correo en lugares públicos: Es mejor no publicar tu dirección de correo en redes sociales, foros públicos o sitios web abiertos a todo el mundo. Esto puede ser aprovechado por terceros malintencionados para enviar spam o incluso para robar información personal.

Utiliza un formulario de contacto: Si tienes un sitio web o blog personal, es recomendable utilizar un formulario de contacto en lugar de mostrar tu dirección de correo en texto plano. Esto dificultará que los spammers recojan tu dirección y te enviarán mensajes no solicitados.

Cuidado con los correos masivos: Antes de suscribirte a cualquier newsletter o servicio en línea, asegúrate de leer la política de privacidad y de entender cómo utilizarán tu dirección de correo electrónico. Siempre verifica la reputación y confiabilidad de la empresa o sitio web antes de proporcionar tus datos personales.

No compartas por error: Asegúrate de revisar dos veces antes de enviar un correo electrónico. En ocasiones, podemos realizar errores al enviar mensajes y enviar a personas incorrectas. Para evitar que tu dirección de correo quede expuesta a personas que no deberían tenerla, siempre verifica bien los destinatarios antes de hacer clic en enviar.

En resumen, es fundamental ser conscientes de la importancia de proteger nuestra dirección de correo electrónico en el mundo digital. Siguiendo estas sencillas precauciones, podemos mantener nuestra privacidad y evitar posibles problemas de seguridad.

5. Utiliza servicios de filtrado de correo externos

En la era digital, el correo electrónico se ha convertido en una herramienta esencial para la comunicación tanto personal como profesional. Sin embargo, con el aumento de los ataques de phishing y el spam, es importante tomar medidas para proteger nuestra bandeja de entrada de correos no deseados y potencialmente dañinos.

Una forma efectiva de hacer frente a este problema es utilizar servicios de filtrado de correo externos. Estas herramientas utilizan algoritmos avanzados y listas negras para identificar y separar automáticamente los correos electrónicos no deseados.

Al usar un servicio de filtrado de correo externo, se puede reducir significativamente la cantidad de spam que llega a nuestra bandeja de entrada. Esto nos permite ahorrar tiempo al no tener que lidiar con correos electrónicos no relevantes y concentrarnos en los mensajes importantes.

Además de filtrar el spam, estos servicios también pueden proporcionar características adicionales como la detección de phishing y malware. Esto es especialmente útil para proteger nuestra información personal y evitar caer en trampas cibernéticas.

Para resaltar la importancia de utilizar servicios de filtrado de correo externos, aquí hay algunas razones clave:

Razón #1: Reducción del spam

Al utilizar un servicio de filtrado de correo externo, se puede bloquear una gran cantidad de correos no deseados. Esto nos ayuda a mantener nuestra bandeja de entrada limpia y organizada.

Razón #2: Protección contra phishing

Quizás también te interese:  Como Sacar Mayor Que en el Teclado

Los servicios de filtrado de correo externos cuentan con algoritmos inteligentes capaces de detectar correos de phishing. Esto ayuda a proteger nuestra información personal, como contraseñas y datos bancarios, de ser robada.

Razón #3: Detección de malware

Algunos correos electrónicos pueden contener archivos adjuntos infectados con malware. Los servicios de filtrado de correo externos están diseñados para detectar y bloquear estos archivos, lo que ayuda a prevenir la propagación de virus y proteger nuestra seguridad en línea.

En conclusión, utilizar servicios de filtrado de correo externos es una medida importante para proteger nuestra bandeja de entrada y nuestra seguridad en línea. Estas herramientas nos permiten reducir el spam, detectar correos de phishing y bloquear archivos adjuntos de malware. Recuerda siempre estar atento a las medidas de seguridad en línea y aprovechar las herramientas disponibles para protegerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*