Descubre por qué el corazón de tu niña late tan rápido y cómo cuidar su salud cardiovascular

¿Qué puede causar que el corazón de mi niña lata muy rápido?

El ritmo cardíaco de nuestros hijos puede ser un motivo de preocupación para cualquier padre. Cuando el corazón de tu niña comienza a latir más rápido de lo normal, es natural que te inquietes y quieras saber qué lo está causando. En este artículo, exploraremos algunas de las posibles razones detrás de este fenómeno y cómo manejarlo adecuadamente.

1. Actividad física intensa o ejercicio vigoroso

Una de las causas más comunes de un aumento en el ritmo cardíaco de un niño es la participación en actividades físicas intensas o el ejercicio vigoroso. Cuando los niños corren, saltan o juegan deportes de manera activa, su corazón necesita trabajar más para suministrar el oxígeno necesario a los músculos en movimiento. Esto puede resultar en un corazón que late más rápido de lo normal.

Si tu niña ha estado involucrada en una actividad física extenuante recientemente, es probable que el ritmo cardíaco acelerado sea una respuesta completamente normal y no haya motivo de preocupación. Sin embargo, siempre es recomendable consultar a un médico si tienes alguna duda o si el aumento en el ritmo cardíaco persiste por un tiempo prolongado.

2. Emociones y estrés

Los niños también pueden experimentar cambios en su ritmo cardíaco cuando están expuestos a emociones intensas o situaciones estresantes. El corazón puede responder rápidamente a factores como la ansiedad, el miedo o la excitación. Es posible que notes que el corazón de tu niña late más rápido en momentos de tensión o cuando está emocionada.

En estos casos, es importante brindar apoyo emocional a tu hijo y ayudarle a manejar sus emociones. Habla con ella, ofreciéndole consuelo y orientación durante momentos estresantes. Si esto se convierte en un problema recurrente o si tienes preocupaciones adicionales, no dudes en buscar el consejo de un profesional de la salud.

3. Fiebre o enfermedad

Otra causa común de un corazón acelerado en los niños es la fiebre o la enfermedad. El cuerpo de un niño trabajará más cuando está luchando contra infecciones o enfermedades, lo que puede resultar en un ritmo cardíaco rápido. La fiebre también puede deshidratar al niño, lo que intensifica aún más el esfuerzo del corazón.

Si el ritmo cardíaco acelerado de tu niña está acompañado de otros síntomas consistentes con una enfermedad, como fiebre alta, tos persistente o dificultad para respirar, es importante buscar atención médica de inmediato. Estos síntomas podrían ser indicativos de una afección subyacente que requiere tratamiento.

4. Desequilibrios electrolíticos o problemas cardíacos

Aunque menos comunes, los desequilibrios electrolíticos o los problemas cardíacos pueden ser responsables de un ritmo cardíaco acelerado en los niños. Los desequilibrios de electrolitos, como tener niveles bajos de potasio o calcio, pueden afectar la función cardíaca y provocar un aumento en el ritmo cardíaco.


En algunos casos, un corazón que late rápido puede ser un signo de un problema cardíaco subyacente, como una arritmia. Si sospechas que esto podría ser la causa, es importante buscar atención médica de inmediato para una evaluación completa y un diagnóstico adecuado.

5. Hiperactividad y déficit de atención

Algunos niños que tienen hiperactividad y déficit de atención pueden experimentar un ritmo cardíaco más rápido de lo normal. La hiperactividad puede aumentar la energía y la actividad en general, lo que a su vez puede afectar el ritmo cardíaco. Si tu hija tiene un diagnóstico de hiperactividad o déficit de atención, es importante estar al tanto de cualquier cambio en su ritmo cardíaco y discutirlo con su médico.

Preguntas frecuentes sobre el corazón acelerado en los niños

1. ¿Cuándo debo preocuparme si el corazón de mi niña late muy rápido?

Siempre es una buena idea buscar atención médica si estás preocupado por el ritmo cardíaco de tu hijo. Si notas otros síntomas preocupantes o si el aumento en el ritmo cardíaco persiste durante un período prolongado, es importante que busques el consejo de un profesional de la salud.

2. ¿Existen formas de reducir el ritmo cardíaco de mi niña?

En la mayoría de los casos, el ritmo cardíaco de tu niña volverá a la normalidad una vez que la causa subyacente se haya resuelto. Sin embargo, si te preocupa su ritmo cardíaco acelerado, puedes intentar técnicas de relajación como la respiración profunda y el yoga para ayudarla a calmarse.

3. ¿Debe mi niña evitar la actividad física si su corazón late rápido?

No necesariamente. Es importante fomentar un estilo de vida activo y saludable en los niños. Sin embargo, si el ritmo cardíaco de tu niña es persistente o está acompañado de otros síntomas preocupantes, es recomendable que consultes a un médico para descartar cualquier problema subyacente antes de que participe en actividades físicas intensas.

4. ¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata para un ritmo cardíaco acelerado?

Si el ritmo cardíaco de tu niña está acompañado de síntomas graves como dificultad para respirar, dolor en el pecho o desmayos, debes buscar atención médica de emergencia de inmediato, ya que estos podrían ser signos de una afección cardíaca grave.

Recuerda siempre confiar en tu instinto como padre y buscar ayuda médica si tienes alguna preocupación sobre la salud de tu niña. El ritmo cardíaco acelerado en los niños generalmente no es motivo de alarma, pero es importante estar atento y tomar medidas adecuadas si es necesario.

Deja un comentario