Descubre qué significa cuando se te sube el muerto mientras duermes y cómo enfrentarlo

¿Alguna vez has experimentado esa sensación incómoda de estar atrapado entre el sueño y la vigilia, sin poder moverte ni hablar? Quizás has escuchado a otras personas referirse a esto como “se te sube el muerto”. En este artículo, exploraremos qué es exactamente el fenómeno de “se te sube el muerto” mientras duermes y qué significa para tu salud y bienestar.

¿Qué es “se te sube el muerto”?

El término “se te sube el muerto” o “parálisis del sueño” se utiliza para describir un estado transitorio en el que una persona se despierta parcialmente durante la fase de sueño REM y experimenta una incapacidad temporal para moverse o hablar. Durante este episodio, es posible que también se sienta presión en el pecho, dificultad para respirar y una sensación de opresión o presencia maligna en la habitación.

¿Por qué ocurre?

La parálisis del sueño ocurre cuando el cerebro se despierta antes de que el cuerpo salga completamente del estado de parálisis natural que experimentamos durante el sueño REM. Durante el sueño REM, nuestros músculos están temporalmente inmovilizados para evitar que actuemos nuestros sueños y nos lastimemos a nosotros mismos.

En condiciones normales, cuando nuestros cerebros se despiertan, señalamos a nuestros músculos para que se activen y podamos volver a movernos libremente. Sin embargo, en el caso de la parálisis del sueño, hay un desajuste temporal entre el cerebro y los músculos, lo que resulta en la sensación de estar atrapado y sin poder moverse.

¿Es peligroso?

Afortunadamente, la parálisis del sueño en sí misma no es peligrosa ni causa daño físico. A pesar de las sensaciones aterradoras que se experimentan durante un episodio de parálisis del sueño, la condición es benigna y transitoria. Sin embargo, puede causar una gran angustia psicológica y afectar la calidad general del sueño de una persona.

Factores de riesgo y desencadenantes

La parálisis del sueño puede afectar a cualquier persona, pero hay ciertos factores de riesgo y desencadenantes que pueden aumentar las probabilidades de experimentarla:

  • Privación de sueño
  • Insomnio
  • Estrés y ansiedad
  • Trastornos del sueño, como la apnea del sueño
  • Ritmos de sueño irregulares
  • Consumo excesivo de alcohol o drogas


Si eres susceptible a la parálisis del sueño, evitar estos factores de riesgo y mantener una rutina de sueño saludable puede ayudar a reducir la frecuencia de los episodios.

¿Qué puedo hacer si experimento la parálisis del sueño?

A continuación se presentan algunas estrategias que puedes utilizar si experimentas parálisis del sueño:

  1. Mantén la calma: recuerda que es un fenómeno temporal y no representa un peligro real.
  2. Intenta mover partes pequeñas de tu cuerpo, como los dedos de los pies o las manos, para ayudar a salir del estado de parálisis.
  3. Concéntrate en tu respiración y trata de controlarla, lo que puede ayudar a relajarte y volver al sueño normal.
  4. Practica técnicas de manejo del estrés, como la meditación y la relajación muscular progresiva, para ayudar a reducir la frecuencia de los episodios.

Si la parálisis del sueño se vuelve recurrente y afecta gravemente tu calidad de vida, es recomendable consultar a un médico para obtener orientación adicional y descartar posibles trastornos del sueño subyacentes.

Preguntas frecuentes sobre la parálisis del sueño

¿La parálisis del sueño es lo mismo que los terrores nocturnos?

No, la parálisis del sueño y los terrores nocturnos son dos fenómenos diferentes. Mientras que la parálisis del sueño se caracteriza por la incapacidad para moverse o hablar durante el despertar del sueño, los terrores nocturnos son episodios de miedo intenso que ocurren durante el sueño profundo y suelen ir acompañados de gritos y movimientos bruscos.

¿La parálisis del sueño es un síntoma de algún trastorno psicológico?

No necesariamente. Si bien la parálisis del sueño puede ser más común en personas que sufren de trastornos del sueño, como la narcolepsia, no es un síntoma exclusivo de un trastorno psicológico. Muchas personas sanas experimentan episodios ocasionales de parálisis del sueño sin ninguna condición subyacente.

En conclusión, la sensación de “se te sube el muerto” mientras duermes puede ser desconcertante y aterradora, pero se trata de un fenómeno relativamente común y benigno. Si bien se debe prestar atención a los factores de riesgo y desencadenantes que pueden aumentar la frecuencia de los episodios, en la mayoría de los casos, la parálisis del sueño no requiere tratamiento médico y puede manejarse con estrategias simples como mantener la calma y practicar técnicas de relajación.

¿Has experimentado alguna vez la parálisis del sueño? ¿Qué estrategias has utilizado para lidiar con ella? Comparte tu experiencia en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*